MéxicoMéxico
Detalle
ISBN 978-607-29-3146-6

Secuelas
Memorias de un asesino en serie

Autor:Alamilla Silva, Lilia Guadalupe
Editorial:Alamilla Silva, Lilia Guadalupe
Materia:Literatura mexicana
Público objetivo:General
Publicado:2021-11-28
Número de edición:1
Número de páginas:252
Tamaño:14x21.5cm.
Precio:$350
Encuadernación:Tapa blanda o rústica
Soporte:Impreso
Idioma:Español

Reseña

Y de entre los muertos y su abismo salió intacto. Con esa necesidad de ver el mundo arder. Su nombre y reputación en los hombros, los ojos entornados reflejando llamas; saliendo de su podrida quemada alma, emergiendo de entre los caídos, del escondite que lo mantuvo cautivo durante mucho tiempo. Altivo y orgulloso, purgó su condena y tenía sed. Sed de su alimento favorito…. Sed de venganza.
La diferencia entre un asesino de asesinos y el resto radica en lo mal que te sientes por ellos al terminar el día
Personajes inconfundibles. Héroes innombrados, psicópatas, locos desquiciados, dueños de la nada, dementes, alimañas del ayer, ángeles caídos, asesinos seriales, defectos con exceso de armonía, sombras, culpables de pandemias, vampiros sin sangre, reyes desprovistos de corona, titanes carentes de gloria, demonios exiliados, dioses sin paraísos, ídolos sin triunfos, campeones ausentes, trofeos sin razón, hijos de carniceros, monstruos sin codificación, destinos privados de historia, brujas sin hechizos, fantasmas etéreos, muertos caminantes, futuras bestias, verdugos orgullosos, ojos grises, virus esparcidos, templarios corruptos, pederastas, necrófilos, santos sacrílegos, magos. En fin, protagonistas de los actos más viles que se hubiesen visto caminar por este mundo corriente y común.
Se dice que todo es más fácil después de la primera vez, no importa de lo que se esté hablando. Ya saben se muere un poco con cada experiencia. Se queda plasmado en la memoria ese primer algo, después de la primera dosis de adrenalina de hacer algo por primera vez, la segunda pierdes el miedo. La excitación de las experiencias posteriores a ella disminuye. Puede ser a la hora del sexo, después de un viaje a lo desconocido, después de probar esa primera vez la comida o ponle la asignatura que prefieras. Después todo tiene una coloración gris. Nada se compara a tu primera vez haciendo algo.
La muerte es algo natural, pero muchas veces no es justa.
La muerte es solo el orden natural de las cosas.

Contáctenos:

Puebla No. 143, Col. Roma, Delegación Cuauhtémoc, C. P. 06700, México, D. F / Tel. 36011000 - Ext: 69328