MéxicoMéxico
Detalle
ISBN 978-607-8962-63-1

La actualidad de Marx en el siglo XXI y el resurgimiento de la autogestión

Autor:González Rojo Arthur, Enrique
Editorial:Honorable Cámara de Diputados
Materia:Ciencia política (Política y gobierno)
Público objetivo:General
Publicado:2024-04-17
Número de edición:1
Número de páginas:120
Tamaño:14.5x21.5cm.
Encuadernación:Libro en otro formato
Soporte:Impreso
Idioma:Español

Reseña

SINOPSIS DE LA OBRA
LA ACTUALIDAD DE MARX EN EL SIGLO XXI
y El resurgimiento de la autogestión
Este libro está dirigido contra la economía y la ideología burguesas. Pero también, contra el marxismo dogmático y adocenado. No sólo el autor polemiza contra ese marxismo metafísico, sino contra una buena parte de la producción teórica del propio Marx. Lo anterior, lo hace por dos razones: porque la realidad social ha sufrido tales cambios que está exigiendo, en algunos puntos decisivos, una nueva interpretación de las cosas y porque halla en Marx la metodología adecuada —la abstracción y la dialéctica— para reinterpretar los fenómenos.
Apreciar la validez esencial de su discurso no sólo por la “puesta al día” que pretende realizar de algunos aspectos de su teoría económico-social, sino por reconocimiento del análisis científico esencial que, como totalidad, Marx llevó a cabo sobre el modo de producción capitalista que en su época se hallaba confinado a regiones limitadas de Europa y que el día de hoy, pujante y todopoderoso, alcanza los niveles de la globalización y la mundialización.
En este contexto, el autor precisa entender el título de la presente obra: La actualidad de Marx en el siglo XXI. El objeto científico examinado por Marx (el modo de producción capitalista) se ha desarrollado a tal grado al paso del tiempo que ha adquirido el don de ubicuidad: está prácticamente en todas partes y nos obliga a respirar su polución ideológica en donde quiera que nos encontremos.
La aseveración: “la actualidad de Marx en el siglo XXI”, supone una elemental previsión: en el siglo por venir la situación actual, lejos de desaparecer, se reafirmará como nunca. En el siglo XXI —en buena parte de él por lo menos— no tendremos menos capitalismo sino más. Y por lo tanto, no tendremos menos (necesidad de) marxismo, sino más. Para interpretar la realidad contemporánea se precisa producir el punto o el ámbito teórico pertinente en el que puedan coincidir, mezclarse, interfecundarse diversas disciplinas. Se trata de un proceso que, guardando cierta analogía con los propósitos eclécticos de combinación de lo heterogéneo, desborda el carácter primitivo de ellos, abate la incoherencia implícita en sus intentos y halla el común denominador de principios y conjeturas de diverso origen y diferente prosapia sistémica.
www.enriquegonzalezrojo.com
En esta obra se sigue, en cierto modo, la metodología de El Capital: para abarcar el todo, comienza por la parte, cree que lo simple —pero lo simple orgánico— nos sirve de peldaño para ascender a lo complejo. Antes del tejido está, por eso mismo, la célula. De la misma manera que Marx comienza por la mercancía, y ello le permite hacerse de una base firme para tratar después de la producción y la circulación vistas en conjunto, este opúsculo sigue un derrotero semejante: también empieza con la mercancía. Y es que para modificar (perfeccionar) la visión, la lectura, la interpretación del conjunto hay que partir de una reconsideración del núcleo originario de la serie.
El título de la obra tiene una segunda parte: “el resurgimiento de la autogestión”. Es la sección más breve del escrito. Aquí habla, en efecto, de la autogestión como forma adecuada —la forma única— para luchar por la emancipación del trabajo y sus posibles y deseables anticipaciones. En un sentido muy profundo y esencial, los partidos políticos están impedidos estructuralmente para ejercer la democracia social de los trabajadores. Constituyen un arcoíris de opciones verticalistas y, casi sin excepción, el abigarrado espectro de la forma política del capitalismo mundializado. La lucha que tarde o temprano los trabajadores probablemente se verán en la necesidad de desencadenar contra un capitalismo convertido en sistema universal, tendrá que basarse en sus propias fuerzas, autorganización, autogobierno y autovigilancia. Antes de y para destruir el poder, tendrán que ir generando el suyo propio, basado en la autonomía y la autodeterminación. Dada la importancia del tema, el autor juzgó conveniente hablar, en esa parte del libro, de algunos aspectos esenciales que implica, pide, exige la organización autogestiva popular que habrá de medir sus fuerzas contra el capital ubicuo y cosmopolita. Lo tratado en este sitio es la consecuencia práctica de todo el análisis precedente. Si el capitalismo está en todas partes, si la explotación se ha generalizado, si la emancipación radical de la sociedad civil no está en el tránsito de un capitalismo salvaje a otro “benévolo y pudoroso”, si los trabajadores tarde o temprano habrán de cuestionar no sólo tales o cuales aspectos negativos del capitalismo, sino el capitalismo en cuanto tal, si ya no podemos ignorar que los llamados países socialistas no fueron (o no son) sino dictaduras tecno-burocráticas, no podemos dejar de interrogarnos: ¿entonces hacia dónde ir? y ¿cómo hacerlo?

Contáctenos:

Puebla No. 143, Col. Roma, Delegación Cuauhtémoc, C. P. 06700, México, D. F / Tel. 36011000 - Ext: 69326