MéxicoMéxico
Detalle
ISBN 978-607-30-8662-2

La máquina estética / The Aesthetic Machine

Autor:Felguérez Barra, Manuel
Sasson, Mayer
Editorial:Universidad Nacional Autónoma de México
Materia:Tratamiento histórico. geográfico. de personas en las Artes
Público objetivo:Profesional / académico
Publicado:2023-12-28
Número de edición:2
Número de páginas:180
Tamaño:25.5x27cm.
Precio:$700
Encuadernación:Tapa blanda o rústica
Soporte:Impreso
Idioma:Español
Inglés

Reseña

La tecnología en la era digital ha cambiado la manera como percibimos el arte y el diseño. Hoy ya no sorprenden ni son rechazados los ejercicios colaborativos entre arte y ciencia de la computación. La inteligencia artificial regula hábitos y capacidades de la vida cotidiana y profesional, así como buena parte de las actividades productivas, comerciales y legales. El libro escrito por Manuel Felguérez y Mayer Sasson: La máquina estética (México: UNAM , 1983 isbn:968-58-0479-6), que ahora reedita el Instituto de Investigaciones Estéticas, nos traslada a ese momento en el que el surgimiento de un nuevo pensamiento detonado por la invención de la computadora abrió paso a otra forma de pensar el arte e influyó en nuevas prácticas artísticas.

Felguérez, como lo explica en el prólogo a La máquina estética, obtuvo una beca para realizar en 1975 una estancia en el Laboratory for Computer Graphics and Spatial Analysis y el Carpenter Center for the Visual Arts de la Universidad de Harvard. Su proyecto terminó de avanzar en la dirección deseada al producirse el encuentro con Mayer Sasson, un ingeniero en sistemas colombiano radicado en Nueva York y esposo de la pintora Fanny Sanin. El diálogo que se establece en el libro entre el ingeniero y el artista es por demás fructífero en sus acuerdos y también en sus mínimas discrepancias. Felguérez pareciera ser el autor de la primera parte, mientras que, entre los dos, particularmente Sasson, escribirían la parte técnica, donde aparece el modelo utilizado para el programa de Felguérez.

No hay cabos sueltos en este libro, todo se resuelve paso por paso en forma ordenada a pesar de su alta complejidad explicada. Hay la intención plenamente lograda de humanizar el lenguaje de la tecnología para el público interesado en el tema. Se pueden observar en La máquina estética varios hilos con-
ductores. En primer término, una coautoría ejemplar en el terreno de las ideas, donde ingeniero y artista han logrado compenetrarse al abordar sus diferenciados campos de conocimiento. Destaca no sólo el resultado obtenido por parte de la obra de Felguérez y el modelo matemático de la autoría de Sasson,
sino también un sentido utópico del experimento que fue propio de los años setenta. Para Beryl Korot (mencionada al principio de este texto), la máquina era la forma de comprender mejor la
fuerza de la imagen repetida, pero siempre diferente, y le abrió una manera de valorar la ciencia de lo artesanal. Para Felguérez y Sasson, esta repetición de la imagen era una manera de ampliar el universo de las formas. Esta idea resurgió con mayor potencia cuando Felguérez realizó, poco después de su trabajo con Sasson, La variante de la llave de Kepler en “El paseo de las esculturas” de Ciudad Universitaria. El título ya indicaba que el pintor y escultor ampliaba sus reflexiones sobre la geometría y el sentido de su trabajo. El astrónomo que vivió en el siglo XVII diseñaría un diagrama del cosmos compuesto por cinco figuras inspiradas en el mecanismo del reloj como una fuerza que le hizo pensar en el movimiento de los planetas. La escultura traslada el impacto del movimiento sobre las formas pensado por Kepler como un conjunto cosmológico de tensiones, pesos y fuerzas. El modelo matemático y la multiplicación de las formas de su trabajo previo con Sasson llevaron a Felguérez a pensar, desde la utopía, el arte como prefiguración del universo.

Contáctenos:

Puebla No. 143, Col. Roma, Delegación Cuauhtémoc, C. P. 06700, México, D. F / Tel. 36011000 - Ext: 69326