MéxicoMéxico
Detalle
ISBN 978-607-30-6845-1

La actividad ciclónica tropical en México:
Peligros y riesgos hidrometeorológicos asociados

Autor:Domínguez Sarmiento, Christian
Editorial:Universidad Nacional Autónoma de México
Materia:Climatología
Público objetivo:Profesional / académico
Publicado:2022-11-07
Número de edición:1
Número de páginas:0
Tamaño:25Mb
Soporte:Digital
Formato:PDF
Idioma:Español

Reseña

Los ciclones tropicales (CTs) ocurren generalmente desde mayo hasta noviembre anualmente en el Océano Atlántico del Norte y el Océano Pacífico del este. Estos fenómenos tropicales son famosos por sus vientos destructivos y sus lluvias torrenciales que ocasionan daños económicos sobre la parte continental. Por ello, son considerados fenómenos naturales tan destructivos como los sismos. La escala Saffir-Simpson clasifica los CTs de acuerdo con la velocidad de sus vientos máximos sostenidos a 10 metros de altura desde la superficie. Los CTs se clasifican en depresión tropical, tormenta tropical y huracán categoría 1 al 5. Sin embargo, esta escala no incluye las lluvias extremas, la marea de tormenta, los deslaves e inundaciones asociadas al paso de los CTs. Por lo que, no es la mejor métrica para transmitir qué tan peligroso puede ser un CT. La peligrosidad de los CTs, expresada en términos de las lluvias extremas que producen, junto con la vulnerabilidad social del país definen el riesgo hidrometeorológico anual de México. Este riesgo se materializa en desastres que representan un costo anual, expresado en millones de dólares americanos, para el país.
El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) causa que las temporadas ciclónicas sean activas o inactivas en términos del número de CTs que se forman en ambas cuencas oceánicas. Si un año es activo o inactivo impacta en la lluvia extrema que producen los CTs en el país y consecuentemente, en el riesgo hidrometeorológico. Al comparar el comportamiento anual del riesgo con el costo de los desastres, se muestra que durante los años La Niña existen más CTs en la cuenca del Atlántico del Norte y los desastres son más caros, porque alcanzan un costo promedio de 2,075 millones de dólares americanos. Bajo condiciones de cambio climático, está proyectado que los CTs produzcan más lluvia en el noroeste del país. Lo anterior nos invita a pensar: ¿cómo nos vamos a adaptar? ¿qué estrategias podemos implementar?. La respuesta debe estar en mejorar el Sistema de Alerta Temprana para los CTs (SIAT-CT). Estas mejorías deben estar centradas en cambiar la definición de la peligrosidad del CT incluyendo la lluvia extrema de los CTs y otros peligros asociados a los CTs. También, sería ideal que el gobierno hiciera una evaluación de la percepción del riesgo antes, durante y después del impacto de los ciclones tropicales, así como del funcionamiento del SIAT-CT con la finalidad de encontrar áreas de oportunidad regionales en las que el sistema debe mejorar.

Contáctenos:

Puebla No. 143, Col. Roma, Delegación Cuauhtémoc, C. P. 06700, México, D. F / Tel. 36011000 - Ext: 69326